01 diciembre 2010

Propuesta [de Obra Social] para las Cajas de Ahorro de España

dpr-barcelona propone una estrategia para aprovechar la estructura-red que suponen las oficinas abandonadas de entidades financieras. Un uso más inteligente y más global que devolverlas al mercado inmobiliario como locales vacíos. Son locales dotados de servicios básicos que podrían tener una segunda vida.

DPR-Barcelona es una editorial innovadora con sede en Barcelona, especializada en arquitectura y en diseño.  Como es evidente, esta editorial se dedica a otras cosas interesantes fuera del mundo estricto de la edición.



“Si la gente supiera lo que hacen los bancos con su dinero, al día siguiente habría una revolución” Henry Ford
Antecedentes:
Esta crisis ha revelado un exceso de capacidad instalada en muchos mercados, pero de forma especial en la industria de servicios financieros y, dentro de ella, en la banca. Son más de 100 bancos, 45 cajas de ahorro y más de 80 cooperativas de crédito las que integran el censo de oferentes de servicios bancarios en una economía que no volverá a crecer en muchos años al ritmo de los últimos 12 que concluyeron en 2007.
Las nuevas regulaciones se añaden a ese conjunto de factores que van a obligar a las empresas bancarias a tomar decisiones de ajuste de capacidad (menos oficinas, menos plantillas, menos costes) y buscar dimensiones adecuadas al nuevo entorno.
El resultado final será menos cajas, más bancarizadas y, es de esperar, tan competitivas como lo fueron en las últimas dos décadas.
[...]
Propuesta:
La propuesta consiste en crear una red de nodos de actividad ciudadana [económico, cultural, educación, innovación] que se instalarán en las antiguas oficinas que, bancos y cajas de ahorro, han tenido que dejar para afrontar los procesos de reestructuración y fusiones que impone la actual coyuntura económica.
Estos espacio poseen la infraestructura y las conexiones a los servicios básicos necesarios para el inicio de una nueva actividad productiva, además se encuentran uniformemente distribuidos dentro de núcleos de población. Los ciudadanos los relacionan a actividades de servicios financieros y en cierto sentido seguirían siendo pequeños motores económicos, pero también símbolo de una economía de escala local a pie de ciudadano.
[...]
Formato de uso [versión BETA]:
Las intervenciones primaran la adaptabilidad del local y la previsión de dejarlo en condiciones adecuadas para el inicio de cualquier actividad. DPR-Barcelona es una editorial innovadora con sede en Barcelona, especializada en arquitectura de alta calidad y libros de diseño. Con un alcance internacional y fundada por dos arquitectos
Las Cajas de Ahorro:
Destinarán una cantidad determinada como apoyo a gastos de adecuación del local para inicio de la actividad. Además pagarán durante un período y un monto a determinar el alquiler del local y una retribución al emprendedor, por la labor de cuidar y mantener el local en condiciones.
Usuarios:
Los emprendedores utilizarán el espacio en usufructo.
El coste de gasto y mantenimiento de servicios estará a cargo del emprendedor.
Beneficios:
* Emprendedores: Facilitar su incorporación dentro del tejido productivo de la ciudad.
* Cajas de Ahorro: Fortalecimiento de su imagen y conexión emocional con la ciudadanía. Los gastos de adecuación, alquiler de local y pago a emprendedores por mantenimeinto, podrían ser a cuenta de un nuevo impuesto para las entidades financieras en funcion de sus beneficios economicos.
* Arquitectos: Desarrollo de proyectos creativos de pequeña escala.
* Ciudad: Mantenimiento de nodos de producción económica, cultural y fortalecimetno del tejido social.

Propuesta completa aquí. Vía @ecosistema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada