24 mayo 2006

Oteiza y Oíza. Comparten algo más que el parecido del nombre. Exposición en Córdoba



Vía Cd'e BCN

La relación entre estas dos personalidades nos hace pensar en la relación entre las dos disciplinas, escultura y arquitectura. Tal como dijo Gaudí "La arquitectura es la ordenación de la luz; la escultura es el juego de la luz".


La muestra pretende mostrar en qué consiste el trabajo de un arquitecto y qué es lo específico de su oficio.

La relación entre el arquitecto y el escultor comenzó en la década de los 50, con motivo de la construcción de la basílica de Arantzazu. Desde entonces trabajaron juntos en muchas ocasiones hasta que, casi cinco décadas después, decidieran encontrarse en el proyecto del Museo Oteiza, que consistió en la rehabilitación y ampliación de la casa donde vivía el escultor en Altzuza.

Los comisarios de la muestra, Josep Quetglas, Fernando Marzá y Guillermo Zuaznabar, han señalado que tradicionalmente la obra del artista guipuzcoano se exhibe "arrancada del territorio donde su autor quiso anclarla", de manera que parece que su creador "hubiese vivido y trabajado en el limbo o en el espacio internacional y no en y para unas condiciones colectivas, históricas y geográficas concretas". Es por ello que otro de los objetivos de esta colección es poner de relieve la vinculación de Oteiza a su suelo, mostrando a través de documentales siete esculturas suyas.
en Cd'e BCN


En "El día de Córdoba" nos aclaran la relación entre los dos personajes y la historia de la exposición:

córdoba. La relación de amistad y laboral que mantuvieron el arquitecto navarro Francisco Javier Sáenz de Oiza (1918-2000) y el escultor vasco Jorge Oteiza (1908-2003) centra la muestra Oiza, Oteiza, línea de defensa en Altzuza, una colección integrada por maquetas, croquis, reproducciones de edificios, fotografías y filmaciones relacionadas con estos dos creadores que se presentará el próximo 31 de mayo en el Teatro Cómico Principal.

Se trata de una iniciativa organizada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba a través de una iniciativa promovida por su organismo homólogo en Cataluña, que pretende mostrar en qué consiste el trabajo de un arquitecto y qué es lo específico de su oficio. Así, el espectador podrá asistir a este proceso (en concreto el que se da en la obra de Oiza) a través de sus apuntes, croquis, planos y maquetas que forman la documentación del proyecto del Museo Oteiza en Altzuza, una obra que puede considerarse como la última en la que trabajaron juntos ambos creadores, puesto que tanto su idea como ejecución se dio al final de las vidas de uno y otro.

en día de Córdoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada