27 marzo 2006

Imagenes esperanzadoras para Nueva Orleans


De Crónicas urbanas, subido por Susana Aparicio






Esta es la traducción de un artículo de Hans Teerds publicada en Archined el 25 de enero del 2006.

¿Tiene sentido dar sugestiones para la reconstrucción de Nueva Orleans desde Holanda? ¿Es deseable querer ofrecer una solución desde afuera? Puede significar la arquitectura algo después del desastre? ¿No son necesarias más intervenciones técnicas: diques, sistemas de desagüe, carreteras y lineas telefónicas?

Buenas preguntas que también se hicieron los curatores de la exposición Newer Orleans - A Shared Space cuando Reed Kroloff, el decano de la facultad de arquitectura de Tulane University en Nueva Orleans, le pidió al NAI (Instituto Holandés de Arquitectura) producir de manera conjunta imágenes para una futura Nueva Orleans. Según Kroloff Nueva Orleans estaría realmente necesitada de imágense.
Por supuesto hace ya tiempo que se está trabajando en las soluciones técnicas, por esas son en su mayor parte invisibles. La arquitectura podría proveer sin embargo imágenes esperanzadoras para el futuro. Ellos mismos no pueden hacerlo ya que la estructura académica locar ha sido también destruida por el huracán: los estudiantes y empleados de Tulane University han sido acogidos en otras universidades o despedidos. Razón de más para el NAI para ponerse a trabajar junto al NIROV y la revista Artforum.
A los arquitectos holandeses Ben van Berkel (UN Studio), Adriaan Geuza (West8) y MVRDV, así com a los estaunidenses Tom Mayne (Morphosis), Hargreaves Associates y Huff+Gooden se les pidió que se unieran a la hora de presentar imágenes.

El viernes pasado se abrió la exposición en el roterdamse NAI que se inicia con mapas analíticos y una foto impresionante del día después de Katrina. Junto con esto se han reservado espacios en la sala superior del NAI para un despacho holandés y uno estaunidense en que ambos han desarrollado un mismo proyecto.

Aunque este no sea el tema de la exposición resultan llamativas las diferencias entre los distintos estudios y proyectos. Los holandeses son muy conceptuales y trabajan mucho con la imagen. Imágenes que se mantienen en la memoria. Los estaunidenses, sobre todo Morphosis, parecen estudiar más la problemática de Nueva Orleans desde el punto de vista de su contenido. Frente a esto resultan la imágenes producidas por estos últimos menos fuertes en cuanto a imagen iconográfica.


Huff + Gooden Architects



MVRDV

De todos estos despachos es sobretodo MVRDV el que mejor deja ver el doble sentido de recibir un proyecto como este. A MVRDV se le pidió, junto con Huff+Gooden, diseñar una escuela para una zona pobre del conocido Superbowl. Pero, ¿tiene que encargarse de esto un despacho tan pequeño? ¿han de ser ellos los que digan como tiene que hacerse? ¿No habría sido mejor si Ghery hubiese recibido el proyecto?: la arquitectura expresiva al encuentro de los pobres. Porque esto se deja claro en la introducción de la exposición. Este desastre natural ha afectado sobre todo a los barrios más pobres de Nueva Orleans a través de la rotura de los diques que inundó esta ciudad situada a cuatro metros bajo el nivel del mar y la mala organización de ayuda humanitaria.
Lo bueno de la presentación de MVRDV son las dudas que presenta sobre el proyecto mismo. El despacho buscó contacto con Huff+Gooden, el cual había recibido el mismo proyecto, para crear un diálogo con la propuesta norteamericana. Un diálogo que se puede encontrar de nuevo en la presentación. Las dos propuestas estan colgadas una frente a otra, entre ellas se encuentran las maquetas de ambos proyectos. Además se ha colgado en la parte de MVRDV la correspondencia que hubo entre los dos despachos, mostrando muchos, y a veces hasta cínicos, bocetos.

Si Huff+Gooden ha elegido finalmente el construir una escuela agrupada en torno a una calle (una tipología basada en el famoso French Quarter de Nueva Orleans, pero siguiendo un lenguaje actual), MVRDV ha elegido la construcción libre, de manera relativamente literal, pero de forma elegante, un sueño de niños.
El montículo sobre el que "escalar" y en el que el programa se encuentra sobre el nivel del mar es la traducción directa del dibujo encontrado de un niño. Los locales sobresalen por encima del montículo, tienen una barandilla propia y en la cima del monte se encuentran las instalaciones deportivas y un skatebowl, que también puede ser usado por los habitantes del entorno. Porque este es el ideal: añadir un lugar de encuentro a la ciudad.


UN Studio


Morphosis

Esta ha sido también la propuesta de UN Studio. El despacho de Ben van Berkel recibió, como Morphosis, el encargo de diseñar una mediateca que fungiese como icono de la ciudad. Arquitectura que conecta. UN Studio parte de la tipología del zigurat, una antigua construcción geométrica con jardines conectados de forma escalonada.

Van Berkel conecta de manera ascendente el espacio público (exterior) a lo largo de la fachada, creando cada vez vistas y ambientes nuevos. ¿Ha logrado Van Berkel crear un icono para Nueva Orleans? Digamoslo así: esta hecho a la Van Berkel. El edificio se pliega y riza elevándose, pero el contenido es debil. ¿No podría haber estado igualmente situado en otro lugar? ¿Cúal es el significado de un icono?

La propuesta de Morphosis es más radical y de mayor contenido. Tom Mayne deja el programa de la mediateca como lo que es y se concentra en la realidad de la ciudad. Desde Katrina sólo ha podido volver un 20% de la población. Además, muchos edificios ya estaban vacíos antes del desastre. El gobierno central ha anunciado ya que la ciudad se tiene que volver más pequeña. Según Mayne Nueva Orleans se puede reducir hasta un 50% de su tamaño original. Si esta zona se concentra en el "Downtouwn" de Nueva Orleans, puede crearse más espacio para el río Missiissippi en las zonas bajas de la ciudad. Morphosis ha diseñado para el "Down Town" una superficie que debe conectar todas las funciones públicas entre si. Un nuevo espacio lleno de significado para los habitantes de la ciudad. Pero parece ser que este plan tampoco se quiere terminar de desarrollar como icono. ¿Y no era esto justo el encargo?


Hargreaves




West8

A los dos despachos restantes, Hargreaves y Adrian Geuze/West8, se les pidió que se concentrasen en el parque urbano. Un parque del tamaño del Amsterdamse Bos que fué totalemente destruido por el agua salada.

Hargreaves encontró que este era el momento adecuado para reducir el tamaño de la ciudad pero concluye que emocionalmente no es posible. El plan de Hargreaves parte por ello de la premisa de que la ciudad será reconstruida, aunque realmente es necesaria una estructura nueva en el sistema de protección. El despacho utiliza esta nueva estructura para añadir nuevas zonas verdes al entramado urbano.

West8 parece ser el participante que más ha trabajado con el desastre mismo. El parque se puede utilizar provisoriamente como ciudad de emergencia, afirma el despacho. Todos los voluntarios que llegan para recoger los deshechos y comenzar con la reconstrucción tienen que poder vivir en algun sitio, ¿no?. Esto puede ser en el parque, para que el resto de la ciudad quede libre para ser reconstruida. Ademas se puede utilizar la enorme montaña de basura que Katrina dejó atrás: échala al maar para añadirle una isla al parque. En el momento en que la primera tanda de voluntarios se haya marchado pueden reavilitar el parque los boyscouts, que tradicionalmente hacen trabajos voluntarios en verano, plantando árboles nuevos y cavando canaletas para eliminar las sales del terreno. Y, en un futuro lejano, se puede pensar sobre el diseño: añadirle un boulevard, una ruta de recorrido, un jardín del recuerdo.

Y... ¿tiene sentido hacer una exposición así en Holanda? La delegación norteamericana que hace poco fué paseada por nuestro príncipe por el Neerlands Deltawerken se marchó antes de que los proyectos fuesen finalizados. Más tarde se mostrará la exposición en Estados Unidos y se podrán entregar a estas imágenes (esperanzadoras) los habitantes de Nueva Orleans. Quizás tenga su utilidad, pero al contrario, como aviso para tenerlo en cuenta nosotros. Quien mira las fotos aereas de la exposición se realiza lo que significa el que una ciudad quede inundada, el caos que surge. Uno se asusta al verlo, agua por todos lados, carreteras destruidas, estaciones sin tejado, coches destruidos, lineas de teléfono y electricidad derribadas... pero sobre todo agua, agua salada, en cada calle.

Uno no quiere ni pensar que algo así pudiese suceder en nuestro pais del polder. Y eso es precisamente de lo que nos avisó Adrian Geuze durante su arquitectura bienal antes de que Katrina apareciese.

Delirado por Susana Aparicio @ 9:30 AM

1 comentario:

Pablo García Bachiller dijo...

Interesante aportación.
¿Que hace un arquitecto holandés reflexionando sobre Nueva Orleans;aporta soluciones o imágenes virtuales de prosperidad?

Gracias Susana

Publicar un comentario en la entrada